Close
Life is Strange: Before the Storm
Violeta Sáez

Life is Strange: Before the Storm

La ilustración del encabezado es original de  Andrea Almeida (@akaidroid).

Los videojuegos en formato episódico han tenido un éxito realmente inesperado en los últimos años. Tan inesperado, que hasta Dontnod, los creadores del primer Life is Strange, no eran conscientes de lo que tenían entre manos cuando el concepto del juego era tan solo un boceto. La historia de Max y Chloe ha calado tan hondo en jugadores de todas partes que los desarrolladores de la primera entrega le han cedido el testigo al estudio americano Deck Nine, en pos de contarnos los acontecimientos previos al primer Life is Strange. Esta vez sin viajes en el tiempo y con pleno protagonismo a una deslenguada y rebelde Chloe Price.

Hay ocasiones en las que en esta industria transciende la narrativa por encima de la jugabilidad. Los jugadores cada vez exigimos más como consumidores y ya no nos conformamos con cualquier cosa. Los estudios de desarrollo son conscientes de ello y algunos hartos de hacer siempre lo mismo, se tiran a la piscina a probar suerte con propuestas un tanto arriesgadas.

Dontnod es un estudio francés relativamente reciente que probó suerte con un mejorable Remember Me (2013), que no terminó de convencer a público y crítica pese a poseer elementos muy mencionables. Pero todo cambió con Life is Strange (2015), un juego que pese a una jugabilidad algo torpe y descafeinada supo enamorar a propios y extraños por arriesgar a nivel narrativo. No solo por tratar temas delicados de nuestra sociedad actual con bastante acierto, sino por crear personajes reales y entrañables que supieron conectar con el jugador.

La relación que unía a las dos protagonistas era humana y estaba cargada de referencias que le daban valor en sí misma. A nivel narrativo otorgarles a los personajes un pasado para poder apoyar de esta manera firmemente la trama en el presente, es crucial y Dontnod supo respetar con sumo acierto ese detalle. Su cuidada narrativa contextual, con escenarios vivos y plagados de elementos que nos hacen comprender mejor el entorno que nos rodea, ayudó mucho en ese sentido. Además de proporcionar a los diálogos y la interacción entre personajes, de constantes referencias a momentos del pasado de ambas adolescentes. Ofrecerle esa información de primera mano al jugador, era esencial para poder entender mejor el vínculo que unía a Max y Chloe. Y es ahí donde reside el éxito de un título, que de otro modo podría haber quedado en el olvido muy fácilmente.

Precisamente ese pasado tan bien construido y la fuerte afinidad entre las dos protagonistas es lo que nos permite hoy el poder estar analizando este Before the Storm. Pese a la sólida relación que une a Max y Chloe, dos niñas amigas desde la infancia, siempre hay momentos de baches y tropiezos. Y es en uno de esos baches insalvables, profundos y que parece querer consumirnos para siempre, donde nos reencontraremos con Chloe Price.

Vivimos en Arcadia Bay un pueblo pesquero situado en Oregón, Estados Unidos. Hace dos años nuestro padre falleció en un accidente de tráfico y nuestra única y mejor amiga, Max Caulfield, se marcha de Arcadia Bay; debido al traslado de trabajo de su padre hasta Seattle. A causa de la distancia, casi perdemos por completo el contacto con Max y, para más inri, nuestra madre está comenzando una relación con un retirado militar estadounidense al que no aguantamos. Lo hemos perdido todo, no nos queda nada a lo que aferrarnos. Solo dolor y resentimiento.

El juego parte de la base de que ya conocemos a Chloe, pero se presta a llevarnos un paso más allá recorriendo su pasado y probablemente el momento más delicado de su vida. No es difícil empatizar con ella al instante. Todos sabemos lo complicado que es ser adolescente y más aun si pasas por un momento tan duro. Chloe está sola y siente que de un modo u otro todo el mundo le ha dado la espalda: Max por haberla abandonado cuando más la necesitaba, su madre por haberla traicionado saliendo con otro hombre y su padre por haber muerto. Chloe se regodea en el dolor, negándose a afrontar sus problemas y lo que siente. Se rebela contra sus profesores, contra su familia y acaba aislándose; refugiándose solo en las drogas y el alcohol como vía de escape. No quiere superar la pérdida, ni lidiar con ella, y hace gala de una peligrosa actitud autodestructiva. Hasta que finalmente comienza a entablar amistad con Rachel Amber.

Este es el primer episodio de lo que pretende ser un conjunto de tres capítulos – más un capítulo extra que solo podrán disfrutar aquellos que hayan adquirido la versión deluxe del juego -. Como cabría esperar, esta primera parte sirve como aperitivo para conocer un poquito mejor la relación tan estrecha que unía a Chloe y Rachel. Esta última fue un personaje de crucial importancia en el Life is Strange original, pero sin embargo todo lo que conocíamos hasta el momento de ella era de oídas. Esta vez podremos conocerla de primera mano y saber quién era exactamente.

Rachel será con toda certeza, en los próximos capítulos, el flotador que impedirá que Chloe se hunda. De hecho, uno de los puntos fuertes del juego es la repercusión que tuvo este personaje para nuestra protagonista. Ya que Rachel Amber representa a la perfección a aquellas personas que aparecen inesperadamente en nuestra vida, en el momento justo, para darnos una lección o simplemente ayudarnos cuando menos lo esperamos y más lo necesitamos. Es por tanto la relación que las une, la que marcara el ritmo de esta precuela y seremos nosotros como jugadores los que definiremos, como ocurriera con Max y Chloe, qué clase de vínculo queremos que tengan ambas chicas.

En esencia, este primer episodio sirve como mero aperitivo, para lo que vendrá después. No obstante, podemos hacer una primera apreciación de las notorias diferencias con respecto a la primera entrega. En esta ocasión deberemos pensar mejor nuestras acciones antes de actuar, ya que no podremos rebobinar el tiempo como hacíamos con Max. A falta de ello podremos acceder, en ciertos diálogos, a lo que han denominado como “desafío de insolencias”. Aquí haremos uso del desparpajo de Chloe, con ingeniosos diálogos, para solventar las dificultades cuando estemos en apuros. Esto podrá decantar la balanza a nuestro favor o en nuestra contra, si fallamos, en ciertas tomas de decisiones cuando el momento lo requiera.

Está por ver hasta qué punto nuestras decisiones tendrán repercusión en próximos capítulos en ese sentido, pero el concepto es interesante y le da un enfoque distinto al juego, a falta de poder rebobinar el tiempo. A nivel jugable hay pocas diferencias con respecto a lo visto anteriormente. Seguimos teniendo la misma resolución de “puzles” a través de la recolección u obtención de objetos y los típicos coleccionables que desbloquearán logros/trofeos – como ocurriera en la anterior entrega -. La gran diferencia es que sustituiremos la antigua cámara polaroid de Max Caulfield por un rotulador, donde plasmaremos nuestro ingenio en divertidos grafittis.

La narrativa contextual sigue siendo clave en este Before the Storm. El nivel de detalle de los escenarios y los elementos que abundan a nuestro alrededor nos hacen entender, sin necesidad de que nos lo cuenten, cómo son los personajes y en qué circunstancias se encuentran. Gráficamente hablando se nota cierta evolución, especialmente en las expresiones faciales, texturas más detalladas y efectos de iluminación y partículas más logrados. La utilización del motor gráfico Unity, a cambio del Unreal Engine, parece haber sentado bien al título.

La banda sonora, elemento crucial en el primer juego, sigue manteniendo un estilo folk/indie que se adapta perfectamente a la esencia del juego. Las letras de las canciones están escritas por y para la historia. Además de adaptarse de maravilla al estilo más rebelde y gamberro de la nueva protagonista; remarcando aún más su angustia y resentimiento. El trabajo de la banda británica de música Daughter, ha sido magnifico en ese sentido.

Este primer episodio tiene una duración aproximada de unas tres horas y a la espera de un nuevo episodio, del cual aún no tenemos fecha de lanzamiento confirmada, esta primera entrega nos ha dejado con ganas de más. Por lo bien construida que está de nuevo la relación entre las protagonistas y la manera tan íntima de tratar temas tan profundos como la pérdida de un ser querido.

Queda por ver si nuestras decisiones tendrán un impacto real en los próximos capítulos o, si por el contrario, simplemente serán pequeñas variaciones en una trama que ya está demasiado prefijada desde el principio. Lo iremos averiguando en los próximos meses. De momento este primer episodio nos ha dejado un grato sabor de boca. ¡Bienvenidos de nuevo a Arcadia Bay!

Close

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies