Análisis: Little Nightmares

Todos y todas nos hemos sentido aterrados, nimios y solos, y más si teníamos que mirar bajo la cama o en el armario. Hemos temido ir al baño con la luz apagada, o el crujir de algún mueble, ¡y por supuesto las sillas con ropa! Qué desagradable es recordar ese miedo que te encoge el corazón cuando eres pequeño. The little Nightmares es un juego hipnotizante que nos transporta a ese miedo, a ese querer gritar y no poder - porque obviamente, si lo haces, viene el monstruo -.