Close
Análisis: What remains of Edith Finch
Mara Gilbert

Análisis: What remains of Edith Finch

Análisis: What remains of Edith Finch

Tenemos que reconocer que es un auténtico placer para aquellos que amamos los videojuegos, ya sea desde temprana edad como si hace un mes que acabas de descubrir este tipo de arte, vivir la época presente, en la que tenemos tantas opciones para elegir y en la que se ha buscado en muchos casos la originalidad o hacer sentir al jugador nuevas sensaciones, alejados de la diversión pura sin más pretensiones -cosa que no es negativa, remarco la posibilidad de elección entre mucha variedad lúdica-.

Quizás por mi amor a la lectura y mi posterior estudio de obras literarias en años universitarios, los títulos que destacan por una narrativa especial o que destaque tienen un cartel enorme en luces de neón que me grita desde lejos que los juegue. Aunque en este caso además esos gritos venían también de jugadores que me lo recomendaban tanto que por ambas razones no dudé mucho en adquirirlo. Es cierto que algunos le pondrán la etiqueta de walking simulator mientras hacen una mueca de desapruebo, pues parece que son dos palabras que pesan como una losa en ciertos títulos y tienen una terrible connotación negativa. El manido "es que no hay que hacer nada, solamente andar" huele a cerrado desde hace tiempo pero lo seguiréis escuchando y puedo respetar que a un jugador ciertos géneros no le gusten, pero es injusto despreciar un videojuego por esta sola razón y más algunos como éste que tienen tantísimo que aportar.

Llegué a What remains of Edith Finch sin saber nada de su contenido. Sabía que sus creadores eran Giant Sparrow, desarrolladores del precioso The Unfinished Swan. Éste es un juego que os encantará si amáis los cuentos y que os relaten historias de una forma diferente. Un mundo que colorear, una historia que completar y un golpe directo al corazón. Un título totalmente mágico que me hechizó en su momento y que hizo que no dudase demasiado para jugar a su nueva obra.

Edith Finch

Y aunque yo iba totalmente a ciegas con su historia sí que voy aquí a contar un poco de su argumento, lo mínimo al menos para que os hagáis una idea de qué vais a encontrar cuando os pongáis en la piel de Edith Finch, la última persona que queda de la familia Finch. Desde una perspectiva en primera persona, somos testigos de cómo ella decide volver a la casa en la que ha vivido su estirpe generación tras generación. Iremos recorriendo el viejo caserón, abandonado pero lleno de historias entre sus paredes, en sus habitaciones, en los distintos objetos que vamos encontrando. Además en la historia de ese linaje dicen que hay una maldición, así que qué mejor que descubrir que hay entre los desgastados muros del lugar.

Hasta ahí puede sonar a historia que podría resultar interesante por conocer más detalles, pero poco más. Sin embargo dónde What remains of Edith Finch te encandila es en su forma de contar historias. La narrativa en este título es sin duda su mejor arma, su baza para convertir un juego de exploración en una obra de arte. La narración es tan importante en el juego que veremos las palabras flotando por el escenario, moviéndose con nosotros,  vivas en los objetos que aún permanecen allí inmóviles y eternos como la leyenda de la familia. Nos acompañan en nuestros pasos de descubrimiento de nuestro origen y de los destinos de aquellos que tuvieron el apellido Finch.

Además de ese eterno juego con el lenguaje con el que nos obsequia Giant Sparrow, lo que más adoré de este título fue que consigue dar aún un paso más a la hora de contarnos qué ha ocurrido con los distintos familiares. A través de sus pertenencias, abandonadas y llenas de polvo en sus antiguos dormitorios, conoceremos la historia de cada uno de ellos pero de una forma totalmente diferente y única.

La narrativa en este título es sin duda su mejor arma, su baza para convertir un juego de exploración en una obra de arte. La narración es tan importante en el juego que veremos las palabras flotando por el escenario, moviéndose con nosotros, vivas en los objetos que aún permanecen allí inmóviles y eternos como la leyenda de la familia.

En este aspecto, What remains of Edith Finch es brillante y lo que le hizo ganarse un sitio con todo el derecho en el Olimpo de mis juegos favoritos. Incluso escribiendo estas líneas y volviendo a revivir lo jugado en el título, noto la piel de gallina al tener en mente algunas de las historias que nos son contadas. Sin revelar mucho detalle, pero para que veáis que ciertamente nos encontramos con una narrativa original, me gustaría dar unas pinceladas sobre esa manera de decirnos qué ha ocurrido. En una de las historias, desde la perspectiva de una niña, nos convertiremos en distintos animales saltando de rama en rama como un ágil felino o surcaremos el cielo en la piel de un búho. En otro de los relatos seremos lectores de un fantástico cómic  lleno de leyendas urbanas y de tropos del cine de terror. Y por supuesto observaremos un precioso guiño a The Unfinished Swan en otra de las narraciones que hará las delicias de aquellos que lo jugaron anteriormente. No quiero desgranar más este aspecto porque como decía es realmente lo que le hace tan único, tan mágico.

Edith Finch

No es un juego alegre en su conjunto desde luego, puesto que algunas historias se nos pueden hacer realmente duras. Pero aunque diga mil veces lo que enamora su narrativa, será en el momento que seáis testigos de esa exploración por el pasado de los Finch cuando realmente entendáis mis palabras. Estaba ansiosa por descubrir cómo me sorprendería el juego al contarme el siguiente episodio de la familia. La inmersión es tal que incluso nos producirá angustia ir presagiando el desenlace, pero a la vez no querremos parar en nuestro descubrimiento.

Todo es terriblemente hermoso en What remains of Edith Finch, oscuro pero a la vez está dotado de una belleza sublime. El ritmo con el que nos deleita gracias a su narrativa y sobre todo la enorme creatividad con la que está bañado el título hace que tenga las herramientas necesarias para convertirse en un título inolvidable e imprescindible.

Close

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies