Close
Hammerwatch, la satisfacción de matar bichitos
Sara López

Hammerwatch, la satisfacción de matar bichitos

De vez en cuando gusta desconectar del tedioso mundo abierto de turno y dejar las horas pasar con juegos mucho más sencillos, pero no por ello menos interesantes. Ese ha sido mi caso con Hammerwatch.

Con su reciente salida en Nintendo Switch el pasado diciembre –ya se encontraba disponible en PC- , se ha convertido en mi juego favorito para descansar de los maratones de Zelda BotW. El indie, creado por Crackshell y publicado por Blitworks, está inspirado en Gauntlet, máquina recreativa Atari que triunfó allá por los 80. Como buen Hack’n’Slash, nuestro objetivo es avanzar por los numerosos niveles de la campaña limpiándolos de monstruos y coleccionando mejoras para nuestro personaje.

Un dragón ha invadido el castillo Hammerwatch y nuestro deber es avanzar por sus recámaras hasta llegar al nivel superior y derrotarle. Si os digo la verdad yo de esto me he enterado documentándome para el artículo. La historia es lo de menos en este tipo de juegos, pero sí os interesa saber que esta es sólo la primera campaña. Viene seguida de otra basada en el Templo del Sol y otros dos modos de juego: Survival y Hero Defense. Survival se explica por sí solo: hay que sobrevivir a numerosas hordas de monstruos una tras otra. Hero Defense añade, además de sobrevivir, el deber de proteger el final del nivel de cualquier daño.

Como ya he dicho, la historia no es su punto fuerte. La jugabilidad sin embargo, engancha y mucho. Para empezar, tenemos siete clases: Paladin, Wizard, Ranger, Warlock, Thief, Priest y Sorcerer, este último disponible únicamente en consolas. Si estás medianamente familiarizado con las típicas clases en juegos RPG y fantasía, sabrás más o menos por dónde van los tiros. El Priest está más orientado a curar a sus aliados, los Ranger se especializan en ataques a distancia y el Wizard es tu hechicero de toda la vida. Podría continuar, pero el encanto está en descubrir las diferentes habilidades de cada clase. Y, si puedes jugarlo en multijugador, se hace todavía más interesante, pues los distintos oficios se complementan y se vuelve más divertido planear cómo atacar la siguiente horda de enemigos que podemos ver un poco más allá en el nivel. También me atrevería a decir que el principal atractivo de este juego es el multijugador, ya sea local u online, pues en ocasiones termina siendo un auténtico bullet hell, difícilmente manejable por un solo jugador.

La dificultad es la justa para mantener la sensación de reto según vamos avanzando en mejoras con nuestro personaje. Aparecen enemigos nuevos con distintas habilidades, refrescando las mecánicas de combate. También contamos con combos –con efectos customizables- al derrotar a diez enemigos o más dentro del límite de tiempo. Según nos vamos moviendo por las mazmorras con nuestro personaje, nos encontraremos con puzles y secretos en el mapa. Algunas paredes pueden romperse, dando acceso normalmente a mejoras u objetos de gran utilidad. Otros puzles tendrán que ser resueltos para poder avanzar en la historia o tener acceso al boss final de cada fase. Otro aspecto muy interesante es la música, de estilo retro y bien adecuada a la temática. Algunos temas son muy pegadizos, yo he estado tarareándolos durante un buen rato después de jugar. En cuanto al aspecto gráfico, decir que no puedo ser objetiva, ya que por el simple hecho de ser pixel, los creadores ya han ganado mi corazoncito. Los personajes y enemigos tienen mucho encanto, y los mapas se ajustan visualmente a lo que se espera de ellos.

Todo esto combinado, nos ofrece una experiencia simple, pero extremadamente satisfactoria. Para empezar, el modo multijugador local es divertidísimo. Ideal para jugar en Lan parties o, como yo, desconectar de juegos con alta carga de historia o narrativa junto a tu pareja o amigos. Explorar juntos, organizar los ataques o los siguientes movimientos es uno de los atractivos de Hammerwatch. La mecánica de combos es una de mis características favoritas. Dependiendo de tu clase, puedes lanzarte a por los enemigos como una loca –mi técnica preferida- y recuperar vida o maná mientras te vas volviendo más y más poderoso a lo largo de la matanza. Esto unido a los efectos de sonido cada vez que un enemigo muere, satisface mucho mi sed de sangre y me hace querer más. Este es un punto interesante, los efectos de sonido. Juegan un papel más importante de lo que parece en este juego y en su capacidad de satisfacción. Esa explosioncita o ese chof cada vez que un gusano revienta otorgan una sensación de poder dentro de la historia que nos hace buscar más. No todo es combatir en el juego, los puzles están donde tienen que estar y ofrecen la posibilidad de descansar de la matanza de vez en cuando, lo que aporta equilibrio. Y normalmente cerca de los puzles se encuentran las tiendas de mejoras, que hacen a tu personaje más fuerte y le pueden añadir nuevas mecánicas, lo que hará mucho más interesante las siguientes batallas. Sin embargo, no todo es lanzarse atolondrado al enemigo, pues la dificultad está ahí y puedes acabar perdiendo vidas como churros. Hay que saber dar un paso atrás de vez en cuando, lo que puede romper el momento si no estás atento.

No obstante, si yo, como jugadora temeraria sedienta de sangre que soy –preguntadle a mi grupo de Heroes of the Storm- disfruto de este juego sin que me resulte para nada frustrante, un jugador experimentado lo encontrará aún más divertido. Podemos encontrarlo por 9.99€ en la Nintendo E-Shop o por 8.99€ en Steam. Yo por mi parte, a la vista de lo bien que me lo he pasado con Hammerwatch, me apunto Enter the Gungeon a la lista de futuras adquisiciones.

1 comment

  1. Avatar Ley.re.ley🍁 dice:

    Adoro mil este juego desde que salió <3 Gracias al artículo me he enterado de que también está para Switch y :___)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies